28 de agosto de 2014

¿COMO CONSEGUIR QUE LOS NIÑOS COMAN VERDURAS?

Photobucket Parece una premisa bastante simple.Solo hay Ofrecer a los niños un montón de alimentos saludables - frutas, verduras y granos enteros  y ellos se lo comeran de buena gana. Pero cualquiera que haya tratado de alimentar a un niño con verduras sabe que no siempre funciona de esa manera.


A los niños  simplemente no les gusta aquella materia verde, conseguir que los niños coman verduras puede ser un verdadero desafío. La buena noticia es que no tiene que ser asi. Intenta emplear algunas de estas estrategias y pronto los más pequeños estarán en el camino hacia una alimentación sana.







Lo que necesitas: 





Una selección de verduras frescas de colores
Paciencia
Stickers y una tabla de premios (si decides utilizar este método)
Recetas con verduras para niños.






¿Cómo se hace? 

Monitoree  lo que usted come. Cuando el recipiente con las verduras se pasa alrededor de la mesa en la cena, ¿Te los sirves en tu plato o cortésmente dices,No gracias.

¿Esperas que tus hijos no se den cuenta? Adivina qué. Se dan cuenta. Se dan cuenta de todo. Si usted no es un fan de las verduras, lo más probable es que sus hijos tampoco lo sean. Así que empieza contigo mismo.Por ello  Toma una ración saludable de verduras y haz una demostración de ello.

Exclaman lo ricos que son las verduras , cuan crujientes son, que agradables es tener esa comida brillante y colorida en tu plato. Tu eres el primer y el mejor modelo de conducta de tu hijo. Participa por lo tanto en conductas que te gustaría que tus niños  imiten.

Haz que sean apetecibles. Porciones de coles de  Bruselas al vapor pueden ser increíblemente saludables, pero seamos sinceros, no son la cosa más agradable a la vista (o el olor para el caso). Así que vamos a cambiar . Coles de Bruselas con tocino se ven y saben muy bien. Espagueti de Calabaza es alta en nutrientes y es divertido para comer.

Un disco de  verduras crudas con un poco de aderezo bajo en grasa hace que  una merienda sea visualmente atractiva y deliciosa. Lleve a su favorito de cada día verduras y probar algo nuevo.Tu puedes encontrar una nueva verdura  favorita no sólo para tu hijo,sino para su familia también.



Deja que el niño le ayude en la tienda. Un niño que tuvo algo que decir en lo que se puso en su plato es más probable que coma lo que se puso delante de él. Así que la próxima vez que estés en la tienda de comestibles con tu niño en edad preescolar, pide su opinión sobre lo que estás comprando.


 Ofrecele  una o dos opciones de cosas para comprar y luego deja que el niño  decida. Esa noche o la siguiente, asegúrese de cocinar sus opciones. Recuérdale del papel que el desempeñó para que aquella verdura en particular llegue a la mesa del hogar.

Deje que le ayuden a cocinar.Incluso el niño en edad preescolar más joven puede dar una  mano para el almuerzo o la cena, preparando,lavando verduras,lechugas o chasqueando fuera los extremos de judías verdes.Al niño que llego a elegir en la tienda de comestibles y que puede llevar un plato y que ayudó a preparar la mesa de la cena va a estar muy orgulloso de probar lo que había ayudado a crear.


Sé astuto (Pero por una buena causa). Obviamente, usted no quiere mentirle  a tus hijos, pero la adición de calabacín a su famosa lasaña sólo servirá para aumentar el sabor y garantizar a sus hijos que esten recibiendo en una porción extra de verduras. Siempre hago la salsa de tomate y  añado pure de zanahorias. Nadie se da cuenta de la diferencia.

Existen un montón de recetas para casi todo y todos ellos tienen  verduras. 

Haga que las verduras esten tan  accesible como las galletas. Claro, es probable que tu hijo prefiera unas galletas que un pedazo de pepino para la hora de la merienda. Pero si las verduras son una elección ya hecha ,lavadas, cortadas y listas es más probable que se las puedas ofrecer.

Y si es más probable que tu se las ofrezcas tambien hay  más probabilidades  de que las acepte.Por lo tanto  Manten un suministro a mano, siempre listo en tu refrigerador.

Instituir un sistema de recompensas. 

Uno nunca quiere que recurrir al soborno, pero es por una buena causa. Diseñe una tabla de premios. Por cada verdura que su hijo termine, dele un sticker.

Cuando su hijo intente un nuevo vegetal o coma uno que le diga que no le gusta, abunde en  alabanzas.Si tu le  Celebras las buenas elecciones de alimentos el va a querer  más de aquello.


Dele tiempo a los niños. A Ellos no les va a  empezar a gustarle todas las verduras de la noche a la mañana.

Sólo sigue sirviendo verduras consistentemente.

Por:

Ana Leonor Blanco B y Martin Vargas

Preescolar Hoy
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...